2020 ha sido un año difícil para el sector de los restaurantes

Los negocios se dirigen hacia una mayor virtualización de los servicios que ofrecen

2020 ha sido un año difícil para el sector de los restaurantes. También ha sido un periodo bullicioso en el que ha habido muchos cambios en el sector. La crisis del coronavirus ha cambiado la sociedad, y los negocios se adaptan a las nuevas necesidades de estos consumidores.

2021 representará un intervalo de recuperación lenta. Antes de que todo regrese a la normalidad, habrá que ganarse ese derecho. El sector de la hostelería sabe que no puede encarar el presente año del mismo modo que entraba en 2020. Las reglas del juego y el modelo han cambiado.

R Creative, una empresa de mercadotecnia digital afincada en la ciudad de Atlanta (Georgia, EE. UU.) y heredera de la renombrada agencia Rystedt Creative, pone sobre la mesa cuáles serán los cinco aspectos más importantes del marketing en las redes durante los próximos meses.

1.- Digitalización de todos los canales de comunicación

Cada restaurante es diferente. No podemos comparar las grandes operaciones de los líderes en el segmento de la comida rápida como McDonald’s o Domino’s Pizza con la pequeña cafetería familiar de nuestro barrio.

Para los restaurantes de tamaño medio, aquellos que regentan un local muy exitoso o varios establecimientos modestos, los métodos de digitalización más recomendables son los chatbots o asistentes virtuales y la creación de una imagen de marca aumentada por inteligencia artificial.

La hoja de ruta es clara, todos los negocios se dirigen hacia una mayor virtualización de los servicios que ofrecen. Por supuesto, estas necesidades emergentes han de atenderse tras cerciorarse de que las interfaces básicas del restaurante (web y app móvil) funcionan correctamente y tienen una elevada usabilidad.

2.- Interacciones personalizadas

Según se avanza en la transformación digital de los restaurantes, se va perdiendo de forma paulatina cierta identidad. Es necesario encontrar formas de recuperar esa imagen de marca incluso cuando se emplean vías de comunicación puramente digitales.

Revisa tambien el impacto del Covid-19 en hostelería

Para ello es necesario convenir una misma aproximación en todos los canales de comunicación con el cliente. Esto provoca cierta familiaridad con los elementos distintivos de la marca y ayuda a proveer un servicio más personal vía digital. Es importante mantener en tono incluso cuando es un bot el que se encarga de atender a las personas.

3.- Optimización para dispositivos móviles

La crisis del coronavirus ha provocado, como era previsible, un aumento en el tiempo de uso de los dispositivos móviles. En EE. UU. el tiempo medio que un adulto pasa frente a la pantalla de su celular se sitúa por encima de las cuatro horas diarias. Y lo mismo ocurre en otros países de Latinoamérica.
Por ello, garantizar que la interfaz de comunicación con el cliente está correctamente optimizada para sistemas operativos móviles (iOS, Android y Harmony OS) es de crucial importancia. Ineficiencias menores en este campo pueden repercutir en graves pérdidas de volumen de negocio digital.

Una mala optimización no es solo problemática para el potencial consumidor, sino que está penalizada por los motores de búsqueda, dañando el SEO de nuestros esfuerzos en marketing digital.

4.-Oportunidades de ecommerce multiplataforma

Facebook, Google, Instagram, Pinterest, YouTube… Un gran número de redes sociales y repositorios de búsquedas están implementando mercados internos a través de sus portales.

Ofreciendo al usuario un tentador botón con el que comprar, estas páginas están viviendo un resurgimiento económico como nunca antes gracias a las ventas que generan. Cualquier publicación puede convertirse de forma simple en un embudo de ventas para un restaurante. Y además, esta alternativa de negocio es asequible para establecimientos de cualquier tamaño.

Especialmente interesante es la integración con productos de navegación dotados de geolocalización, como puede ser Google Maps. Desde 2019, esta aplicación ofrece la posibilidad a los restaurantes de promocionar sus locales a los conductores que pasen por las cercanías.

Hay mil y una formas de capitalizar sobre esta tendencia. A mayores, es previsible que cada vez más redes sociales se unan a esta productiva moda. Algunas que podrían integrar estos mercados internos en el futuro podrían ser Snapchat, TikTok, WhatsApp y similares.

5.- Cambios y evolución de las redes sociales

Facebook era la red social de preferencia para la juventud en 2010. Diez años más tarde es considerada el lugar de encuentro digital para nuestros padres y abuelos.

Hay que ser observador a la hora de decidir qué plataforma se ajusta mejor a nuestro restaurante según cuál sea el público objetivo del negocio. No todas las redes sociales son iguales, ni tampoco permanecen invariables a lo largo del tiempo.

Se hace obligatorio pues realizar un seguimiento a las diferentes webs candidatas para sacar el máximo provecho a estos portales. Esto es especialmente importante ahora ya que en 2020 la contracción en el número de usuarios de Facebook (un proveedor de negocio para muchos restaurantes) es más palpable.

El momento de reorganizar las estrategias de mercadotecnia digital es ahora.

Fuente:  Diego Coquillat